Páginas

martes, 31 de octubre de 2017

ORDENANZA MUNICIPAL DE LIMPIEZA DE ESCAPARATES Y LOCALES COMERCIALES




Los titulares de establecimientos, sean o no fijos, tales como bares, cafés, quioscos, puestos de venta, cines, establecimientos de comida rápida, pizzerías, supermercados, hipermercados, cadenas comerciales, establecimientos de 24 horas y similares, están obligados a mantener en las debidas condiciones de limpieza tanto las propias instalaciones como el espacio urbano sometido a su influencia, es decir, el exterior del establecimiento (aceras, tanto interiores como exteriores, así como zonas privadas de acceso público) de los anteriormente citados. En el supuesto de que esta limpieza sea realizada por el Ayuntamiento, se obligará a abonar el coste real del servicio prestado, independiente de la sanción pecuniaria.



· El Ayuntamiento podrá exigir a los titulares a que se refiere el apartado anterior la colocación de recipientes homologados para el depósito y retención de los residuos producidos por el consumo en sus establecimientos, correspondiéndoles también la limpieza y mantenimiento de dichos elementos. Igualmente, si la limpieza fuese realizada por el Ayuntamiento, será abonado por el responsable el coste real de la limpieza efectuada, y la sanción correspondiente.



· La limpieza de los escaparates, puertas, toldos o cortinas, etc., de establecimientos comerciales se efectuará por los particulares de manera que no se ensucie la vía pública. Estas operaciones se realizarán antes de la apertura de los comercios o al finalizar la actividad comercial, siendo responsabilidad de los mismos la limpieza de la vía pública afectada, sin perjuicio de la imposición de la sanción correspondiente. Del incumplimiento de esta normativa responderá el titular de la actividad.



· Por razones de higiene, espacio, estética y limpieza, queda prohibida la exposición de productos, máquinas de todo tipo y colocación de cualquier clase de mobiliario fuera del ámbito de los comercios o establecimientos mercantiles.



· Queda prohibido arrojar a la vía pública y red de alcantarillado los residuos procedentes del barrido del interior de comercios, establecimientos, lonjas, portales, etc.



· El propietario de máquinas expendedoras que las tuviera ubicadas en la vía pública, previa licencia, responderá del estado de limpieza de la zona de la vía pública que ocupan. Si no tuviesen autorización se considerarán residuos, pasando a propiedad municipal, sin que el titular afectado pueda reclamar la pérdida de dichos materiales, y sin perjuicio del cargo del coste del servicio y de las sanciones que correspondan.



· Quienes estén al frente de quioscos o puestos autorizados en la vía pública, bien sea en sitios aislados o en mercadillos, están obligados a mantener limpio el espacio en el que se desarrolle su cometido, sus proximidades, así como sus zonas de influencia, durante el horario en el que se realice su actividad, y a dejarlo en buen estado de limpieza, una vez finalizada esta.



· La misma obligación incumbe a los dueños de cafés, bares y establecimientos análogos en cuanto a la superficie de vía o espacio libre público que se ocupe con veladores, sillas, etc., así como a la acera correspondiente a la longitud de su fachada.



· Los titulares de los establecimientos, quioscos o puestos, así como los concesionarios de expendedurías de tabacos y juegos de azar, deberán instalar por su cuenta y cargo las papeleras necesarias, según les sea indicado por el Ayuntamiento, y se ajustarán a las homologadas por el mismo.



En referencia a limpieza de escaparates y locales comerciales 

No hay comentarios:

Publicar un comentario